martes, 8 de julio de 2014

Dedicado a Paolo Ramos





Recordando tiempos mejores en los que la F1 sí era espectáculo y no una carrera de tractores ecológicos con limitaciones en cada aspecto del monoplaza y reglas cada vez más absurdas. La F1 siempre ha sido (y debiera ser) un deporte de derroche, potencia en bruto y tecnología punta, que para ser verdes y políticamente correctos ya está la Fórmula E.

Dos primeras vueltas del gran premio de Hungría de 2006 en mojado con Alonso, con un coche que acompañaba. Agárrense que hay curvas.

1 comentario:

  1. Huy gracias te pasaste no he tenido tiempo de entrar estaba en finales ese cursillo de contabilidad 2 me ha sacado canas haha un abrazo

    ResponderEliminar